Make your own free website on Tripod.com

Violencia familiar

Atienden 5 casos por día

Afecta especialmente a mujeres y niños- aunque también, minoritariamente, a hombres- se registran quebraduras, pérdidas de dientes, cuchillazos y hasta negativas a vacunar a bebés- desde la UEI se brinda asistencia a las víctimas- incluso hay grupos de autoayuda conducidos por sicólogas- además existen teléfonos para pedir ayuda: 123 (gratuito) o 496-4155-

La atención a las víctimas de violencia familiar se centra en estos momentos en la Unidad Ejecutora Intersectorial (UEI) que depende de la oficina de Desarrollo Social de la provincia, a cargo de Alicia Castoldi. Allí llegan las derivaciones judiciales o las personas afectadas buscando ayuda. “Actualmente estamos atendiendo 5 casos promedio por día con esta problemática”, afirmó Aurora González, Coordinadora de Grupo y especialista en la materia, que trabaja en la UEI.

La situación también es atendida por la sicóloga Claudia Contreras, quien específicamente se dedica a los chicos. “Tenemos unos 50 chicos fijos mensuales y alrededor de 15 que se van agregando por mes”, señaló la profesional y detalló que “en estos casos se producen daños emocionales que se reflejan, por ejemplo, en la escuela a través de problemas de conducta o de aprendizaje”. Pero además, cuando un niño es víctima de violencia aumentan las posibilidades de que repita la conducta.

Por otro lado, Contreras detalló que “efectivamente hay un aumento de casos”, aunque explicó que “no se debe a un sólo factor”. Asimismo, aclaró que “la situación social agrava el cuadro”, pero “no es determinante para la violencia familiar que, en realidad, no tiene clase social. Se da en todos los grupos”. A pesar de ello, definió que en la Argentina “el hombre culturalmente se valora por su trabajo”, y por ello estimó que “la desocupación es un factor influyente”.

Otra unidad de atención de situaciones de violencia está ubicada en el hospital Aldo Maulú. Allí se encargan del tema, las asistentes sociales Mirtha Palacios y Graciela Galeano. Para Palacios “hubo un aumento en la consulta espontánea, de gente que quiere saber cómo hacer una denuncia o acepta que está en esa situación”.

Galeano, en tanto, dijo que “hay distintos tipos de violencia. Hay una que es física y otra que es emocional. Y lo que estamos viendo es un aumento de los casos de violencia emocional que comienza en el trato diario con el ‘maltrato’ de la pareja”. Palacios, puntualizó que “este maltrato emocional es más difícil de probar y se ejerce directamente sobre la mujer”.

Galeano, especificó que “lo que hemos visto en los últimos es que los vecinos de los maltratados se empezaron a hacer cargo de la denuncia luego de que el juzgado les garantizara la reserva de su identidad”.

Con respecto a las lesiones que suelen presentar las víctimas, las trabajadoras sociales puntualizaron que “hay quebraduras, pérdidas de piezas dentarias, ‘puntazos’ o apuñalamientos, golpizas con fracturas de maxilar, hematomas diversos son lo más común”.

En lo que hace a los chicos, expresaron que “se ven golpes con cintos con la marca del cinturón y la hebilla o patadas y, además, existe un maltrato que tiene que ver con el no control de los chicos o bebés”. Sobre el particular, Mirtha Palacios contó que “en estos momentos tenemos un caso donde la mamá se niega a vacunar al bebito porque dice que no quiere y que ella es la madre y tiene derechos sobre su hijo”.  En definitiva, este episodio concluirá con una denuncia judicial.

Por otra parte, Galeano insistió en que el fenómeno de “la violencia doméstica es una costumbre histórica”, y precisó que “tenemos hechos donde abuelos todavía les pegan a las abuelas o, también, mujeres que fueron golpeadas de jóvenes que cuando su marido llega a viejo le hacen lo mismo”.