Make your own free website on Tripod.com

¿Hacer más de lo mismo?

Por: Darío Belisle Trujillo

Lic. Administ. de Empresas

 

Hoy vamos a hablar un poco de la tan ansiada reactivación. ¿Está tan lejos o tan cerca como dicen? ¿dependerá tanto de la bendita ayuda del FMI?¿De quién depende que se comience el proceso de reactivación?

Cuando uno habla con economistas o personas que están relacionadas al mundo de los negocios y las finanzas, escucha que han comenzado a aparecer “signos” de mejora y que, el problema actual de la Argentina no es netamente económico sino esencialmente político; la economía sólo refleja nuestra cultura hacia el trabajo, nuestros modos de hacer negocios y nuestra visión del futuro.

Por supuesto que cuando generalizamos estamos hablando de promedios, pero también existe mucha gente que tiene, busca y se esfuerza sinceramente por implementar nuevos y mejores hábitos en la forma de hacer negocios; y es en base a ésta gente que podremos generar respuestas.

Pero...¿porqué tratar este tema hoy? Simplemente porque creo que mucha gente aún espera volver a la vieja economía donde teníamos un muy buen nivel de ingresos económicos per capita, un buen nivel de enseñanza promedio y no nos preocupábamos tanto por el futuro.

Lamentablemente la situación cambió, y para seguir adelante debemos darnos cuenta que tenemos que cambiar nuestra forma de actuar, de ver la realidad y de “generar el cambio”... es cierto que necesitamos ayuda económica para crear nuevos proyectos o para capital de trabajo... pero del total, al menos un 50 % de las nuevas ideas sólo requieren creatividad, trabajo y un espíritu emprendedor – o entrepreneur, como técnicamente se lo llama –

Creo que debemos entender que nuestra realidad cambió y que, inevitablemente nuestro futuro cambió. Somos, como país, una sociedad joven. Estamos pasando por una etapa muy dura de crecimiento que debería dejar huellas en nuestra conciencia colectiva. Estamos en una etapa de cambios de la que inevitablemente vamos a salir... pero no sin dolor, por lo tanto no podemos quedarnos sentados esperando exclusivamente a esperar que el Estado u algún organismo internacional nos ayude; debemos ir generando alternativas.

La situación no es fácil, pero no quiere decir que no exista salida. En nuestro caso específico somos una comunidad luchadora, que ha sufrido situaciones extremas y que ha sobrevivido. Pero debemos generar una nueva forma de encarar mejor nuestros negocios, ya no basta con ir a trabajar, hoy hay que ir y hacerlo bien, eficientemente, prestándole especial atención a nuestros clientes y generar una muy buena gestión de nuestros recursos, tanto económicos como humanos.

Somos una comunidad fuerte, con cultura de trabajo y espíritu de lucha.... podemos generar respuestas.